Franz Joseph Haydn

Franz Joseph Haydn (1732-1809)

 

 Pincha en el altavoz para escuchar

Nacido en Rohrau an der Leitha (Austria) el 31 de marzo de 1732 en el seno de una familia de origen húngaro, fue un joven de carácter alegre y divertido que dio sus primeros pasos musicales de la mano de su padre, hasta que a los 6 años ingresa en la escuela de Hainburg y en el coro de la Catedral de Viena, donde recibe una educación musical de carácter práctico pero con muchas lagunas teóricas.

Sus mentores fueron Johann Mathias Franck en Hainburg, Georg Reutter en la Catedral de San Stefan, y ya más tarde Nicola Porpora (1853), el único profesor al que Haydn reconoció influencia en su obra. Porpora posiblemente fue el que lo introdujo en el estudio del novedoso manual Versuch über die wahre Art das Clavier zu spielen (1853) de Car. Philipp Enmanuel Bach.

En 1760 contrae matrimonio con Anna Aloysia Apollonia Keller (1729-1800), entrando un año después al servicio del príncipe Paul Anton Esterházy como compositor exclusivo, consiguiendo en poco tiempo que el conjunto de músicos del príncipe se convirtiera en la orquesta más reputada de Austria con 22 instrumentistas. Si anteriormente podíamos decir que Haydn no se había definido por un estilo particularmente determinado salvo, tal vez, la tradición del concierto barroco que aún perpetúa, comienza ahora una época conocida como Esterhaza. Son los años del Sturm und Drang (Tormenta y pasión), donde la técnica compositiva de Haydn y sus formas de expresión se desarrollan de una forma inaudita, otorgándole toda la maestría con la que ha llegado a nuestros días. Su música, a pesar de estar en la raíz de la tradición austriaca, va más allá del sentimiento nacionalista, o en todo caso para Haydn sólo existiría musicalmente una nación: la humanidad. De hecho, sus anhelos estético-musicales pasan por la expresión de los sentimientos humanos. Para ello se valió de su gran imaginación y técnica contrapuntística, superando en las sinfonías la visión de obra elegante o entretenida.

Ya en 1776 se encarga de la ópera de la corte de Esterhaza, y tres años después firma con Artaria para la publicación de sus obras. Su fama trasciende las fronteras y en 1791 viaja a Inglaterra para presentar su música. Será Londres la ciudad inglesa que le inspire el ciclo de sus Sinfonías londinenses, quedando además sellada la admiración del público inglés por la obra de Haydn con el nombramiento de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oxford.

Tras un idilio con una de sus alumnas, Rebecca Schoeter, en 1792 regresa a Viena, donde lo espera impaciente el joven Ludwig van Beethoven, que comienza a recibir clases del maestro a partir de noviembre de ese año.

La última obra compuesta por el genio de Haydn fue Armonia-Misa, en 1802. El compositor moría en Viena el 31 de mayo de 1809, aunque su cuerpo descansa en Eisenstadt.

¿Quieres visitar la Gran Logia de España?